Cómo tocar el cajón | Cómo sentarse en el cajón

Debes asegurarte de tocar el cajón de una manera que sea cómoda y que no cause ninguna lesión.

La forma más común de tocar el cajón es sentarse encima de él y estirar la mano para golpear la cara. Algunos percusionistas eligen sentarse detrás del cajón en una silla y montarlo con la parte superior del cuerpo mientras tocan. Otros lo inclinarán hacia adentro mientras juegan. Uno de los aspectos interesantes del cajón es el hecho de que está abierto a varios estilos.

Es importante averiguar cuál funciona mejor para ti.

Mira el estilo al tocarlo

Si bien el cajón es excelente para crear una percusión sorprendentemente alta y nítida, tómate un tiempo para comprender los diferentes tonos que se pueden utilizar al tocar.

Los dos tonos primarios que puede producir son:

  • Tonos bajos
  • Tonos altos

El tono bajo se crea golpeando la cara (sección frontal) del cajón aproximadamente medio pie hacia abajo. La sección inferior del cajón resonará y se emitirá un tono bajo sólido y profundo. Aprender a tocar la parte inferior del cajón para alcanzar esos tonos graves inicialmente puede ser un poco complicado, ya que tendrás que estirarte hacia abajo manteniendo un ritmo constante.

Para lograr el tono alto, puedes tocar las esquinas superiores del cajón. Al hacerlo, hay menos vibración y el tono será más alto que al golpear el medio o el fondo del cajón. El sonido resultante imita el de un redoblante.

Puede jugar con la orientación de la palma y el uso de los dedos para crear dinámicas y diferentes ritmos que son más entrecortados o silenciados. Todas estas opciones estilísticas se pueden aprender y descubrir familiarizándose con el instrumento.

Usa tus oídos, no tus ojos

Cuando busques un cajón, puedes encontrar uno con una cara bellamente pintada, elaborada o decorada. Sin duda, hay algunos cajones hermosos en el mundo. Pero, ¿significa eso implícitamente que suena mejor o suena mejor que un cajón menos llamativo?

Un factor importante a considerar es de qué madera está hecho el cajón.

El tipo de madera utilizada puede hacer que dos cajones de apariencia idéntica suenen completamente diferentes. Uno puede tener un tono rico y profundo que resuena bien, mientras que el otro tiene un tono apagado, zumbante y con mala proyección.

El abedul, el roble y el pino suelen ser buenas fuentes para un cajón bien fabricado. Eso no quiere decir que cualquier otra madera más barata no pueda hacer un buen instrumento; no debes descartar nada. Lo más importante es probarlo por ti mismo antes de tomar una decisión. Tampoco es una mala idea traer a un amigo para que lo toque, para que pueda escuchar cómo suena en el extremo receptor.

 

KATHO PERCUSIÓN

Cajón Flamenco Profesional

La marca Katho Percusion nace en Granada en el año 2003. Nuestra intención es ofrecer a aficionados y profesionales cajones flamencos e instrumentos de percusión de la máxima calidad.

IR A LA TIENDA